Filtrado de agua como un proceso de purificación del agua

 En Plantas purificadoras de agua, Purificadoras de agua, Venta de plantas purificadoras de agua

El filtrado de agua es un proceso que le da características favorables al agua para su consumo humano.

El agua es de los compuestos químicos más simples que existen y de mayor presencia en la Tierra, pero es el líquido vital para la vida en general del planeta tierra, ya que además de ser un recurso natural, el cuerpo humano está compuesto por un 70% de agua. De esta manera, se confirma su papel protagónico en nuestro día a día.

El agua en su estado natural presenta moléculas de cloro, flúor, dioxinas, microorganismos, sólidos y algunos otros compuestos que afectan la salud de las personas. Por lo tanto, para que pueda ser consumida por las personas debe ser sometida a un proceso de filtrado de agua y purificación del agua.

Diferencias entre filtrado y purificación del agua

El agua purificada es un líquido limpio que no afecta la salud de quien la ingiere, no tiene color ni olor desagradable. Consumir agua que no ha sido previamente tratada puede causar daños a la salud debido a las bacterias que se encuentran en esta, es por ello que antes debe pasar por un proceso de purificación.

Los sistemas de purificación de agua y de filtrado de agua ayudan a retener todas las impurezas que este líquido puede llegar a presentar en su composición. Se cree que filtrar y purificar significan lo mismo, pero no es así y aquí te diremos las diferencias entre ambos procesos.

Filtración

La filtración es un proceso físico en el que se emplea una malla o algún elemento filtrante que ayuda a retener las partículas sólidas, mientras deja pasar un líquido más puro. Por ejemplo; al momento de preparar alimentos, usamos un colador para separar ingredientes.

Existen dos sistemas de filtrado de agua, los filtros de sedimentos que pueden retener elementos del tamaño de 1 a 100 micras y los sistemas de membranas que retienen contaminantes menores a 1 micra. Por lo general, ambos se combinan para obtener una mejor filtración.

Purificación del agua

La purificación de agua es el procedimiento que ayuda a reducir la presencia de agentes contaminantes suspendidas en ella, elimina bacterias, hongos, parásitos y cualquier otro elemento dañino que reduce su calidad. Es un proceso que abarca la desionización, método por el que se eliminan iones a través de la extracción de sales.

Sistema de filtrado de agua

Estudios revelan que el agua potable contaminada causa alguna enfermedad a más de 1 millón de personas al año. Todos necesitamos consumir diariamente mínimo 2 litros de agua, pero además de emplearse para la hidratación del cuerpo, sus usos diversos abarcan el sector alimenticio, médico, agrícola, farmacológico, entre muchos otros.

Por lo tanto, se pondera la importancia de un sistema de filtrado de agua que ayude a eliminar los sedimentos, bacterias, parásitos, productos químicos o cualquier otro tipo de elemento que altera la naturaleza de este líquido.

El filtrado de agua es una manera de producir agua de buena calidad, ya que como lo mencionamos arriba, ese tipo de procedimiento por el que pasa el agua, le ayuda a mejorar cada una de sus características, una de las más importantes, la dureza. Este sistema preserva la salud humana.

Componentes de un buen filtrado de agua

¿Sabías que..? El primer sistema efectivo de filtrado de agua para el consumo humano fue creado por James Young Simpson en 1827, modelo que sirvió para tener acceso al agua potable y que con los avances en la industria tecnológica ha sufrido algunas transformaciones para obtener agua cada vez más limpia.

A continuación te presentamos los componentes del filtrado de agua que forman parte del proceso de purificación en nuestras plantas purificadoras de Agua Inmaculada:

Cloro

La calidad del agua se puede determinar mediante su olor, color y sabor; y aunque el agua que proviene de pozos y manantiales parezca estar en buenas condiciones, antes debe pasar por todo el proceso de purificación para poder ser consumida. El objetivo de esto es filtrar y desinfectar el agua de todos los elementos contaminantes que pueden causar daño en la salud de las personas.

La cloración del agua es un método de desinfección más común y eficaz, el cloro en su forma líquida logra eliminar gran parte de las bacterias que presenta el agua cruda, este elemento químico se destaca como un germicida potente, ya que ayuda a reducir el nivel de agentes patógenos.

Para determinar la cantidad ideal de cloro, previamente se deben hacer pruebas de laboratorio, en las que se analizan las características del agua y así se determina la dosis ideal de cloro. La cantidad óptima es 5 ml de cloro por cada 250 ml de agua.

Carbón

El carbón también es parte del filtrado de agua debido a que tiene la capacidad de remover completamente el cloro residual y el combinado, así como el mal olor, microorganismos, virus y bacterias presentes en el agua.

Cada gránulo de carbono, lo vuelve un elemento poroso que permite retener el cloro, quitar color, olor y sabor al agua.

Arena

Los filtros de arena son un método que tiene por principio la colación por filtración. Los granos de arena forman una capa que tiene un efecto de tamizado o en otras palabras, ayuda a separar dos sólidos formados por partículas de tamaños diferentes. Los filtros logran una retención de sólidos de hasta 25 micras, los sólidos quedan atrapados sobre la superficie de los granos que crean una especie de pared.

Suavizador

La suavización se refiere al proceso de reducción de calcio y magnesio presentes en el agua. Por lo tanto, un suavizador de agua o también llamado “ablandador de agua”, es el filtro que reduce el contenido de sales que tiene el agua, es decir, reduce su dureza por medio de un intercambio iónico, a través del tanque contenedor de una resina catiónica pasa el agua y se lleva a cabo el proceso y se reducen los niveles de minerales disueltos

Resina

La resina es un material sólido insoluble en agua en forma de pequeñas perlas que apoya y refuerza el proceso del filtro suavizador que como lo mencionamos arriba, ayuda a retener los minerales y a ablandar el agua. Cabe destacar que no siempre se requiere de este componente, todo depende de las características del agua.

Ósmosis inversa

Si en el agua hay alta presencia de sólidos disueltos se debe emplear un sistema de ósmosis inversa para reforzar el proceso de purificación, su proceso se lleva a cabo por medio de las membranas porosas que son barreras que al aplicar una alta presión se logra separar los agentes contaminantes y sales. Esas membranas semipermeables ayudan a eliminar hasta casi un 100% de los sólidos disueltos, de esta manera se puede obtener agua más ligera.

Filtro pulidor

Este filtro tiene la función de retener las impurezas de hasta 5 micras y se le llama pulidor debido a que tiene similitudes con el filtro de carbón. Su objetivo dentro del proceso de filtrado del agua es mejorar su claridad y su sabor, se obtiene un agua totalmente cristalina.

Ozono

Este elemento se añade una vez que el agua ya está purificada y durante 30 minutos al día, en el caso de los equipos que cuentan con ósmosis inversa, en otros equipos el ozono se conecta al tanque de agua cruda.Es un agente microbiano que evita la formación de bacterias y al mismo tiempo le da una vigencia, es decir, a darle un periodo de caducidad.

Lámpara UV

En un sistema de filtrado de agua también se pueden emplear los rayos ultravioletas, los cuales son un método de desinfección que elimina hasta el 99.9% de los agentes patógenos. La radiación UV se lleva a cabo por medio de lámparas de silicio cuarzo, con longitudes de onda de 250 y 270 nanómetros así el agua sin detenerse fluye por el interior de los purificadores que tienen estas lámparas.

Te recordamos que en Agua Inmaculada contamos con un sistema de franquicias perteneciente al giro de purificadoras de agua.

¡Comunícate con nosotros al 800 632 0460 y comienza tu negocio ahora!

Publicaciones recientes
¡Las mejores franquicias en Méxicoagua alcalina